Monumentos megalíticos

Cromlech de Urlegi

En el valle de Baztan, desde nuestro base de operaciones de Jauregia, podemos visitar los más de 600 monumentos megalíticos que se han catalogado hasta ahora. Estos avalan la presencia del hombre en la época prehistórica, anterior al nacimiento de Cristo.

Como señalan los expertos, hasta hace poco se pensaba que los grupos que levantaron los monumentos megalíticos de Baztán pertenecían a sociedades agroganaderas y silvopastoriles. Sin embargo, interpretaciones más recientes establecen una relación más probable entre megalitos y grupos nómadas de prospectores de metales.

«Es muy probable que la zona de Beartzun y su entorno fuera en la prehistoria una importante zona minera», sostiene Iosu Cabodevilla, junto con su mujer Itziar Zabalza uno de los principales estudisos del megalitismo baztánes. «De hecho, hay gente mayor que recuerda las minas de cobre que funcionaron aquí hasta hace medio siglo. Además, ahí al lado, en Baja Navarra (Francia), tenemos las minas de Banca, que fueron explotadas desde la época romana; y las minas de Belaun y de Meatxeta, están también aquí cerca». No deja de ser una hipótesis, pero el nombre de Beartzun, podría venir de Meartzun (zona de minas), y algunas leyendas sobre Mari -cuyo nombre podría estar relacionado con «Meari» (del vasco «mea»: mina)- quizás representen a esta diosa que domina el fuego y el mineral».

Aunque hay mucho que estudiar, estas hipótesis están bastante en línea con las teorías que manejan los actuales investigadores europeos de los megalitos. «Creemos que dónde hay enterramientos (crónlechs, dólmenes,etc.), pudo haber también poblados dedicados a la prospección de metales. Ahora hace falta realizar excavaciones arqueológicas, y despejar poco a poco las dudas que existen en torno a estos temas».

La mayoría de los megalitos de Baztan son sepulturas tribales (dólmenes, cronlechs y túmulos).

Dolmen de Lamizilo

El dolmen se presenta habitualmente con la forma de una mesa de piedra, debajo de la cual queda encerrada la cámara sepulcral.

Cromlech de Zaho

Y el crónlech es un círculo de mojones de piedra que delimita el lugar de enterramiento de las cenizas.

Por último, el túmulo es una acumulación artificial de tierra y piedras, generalmente de forma cónica que se levanta sobre una tumba.

Menhir de Luurzu

A diferencia de los dólmenes, cronlechs y túmulos, los menhires no parecen tener una función funeraria, sino que sirven más bien para delimitar, celebrar o conmemorar algo. «Algunos menhires suelen estar cerca de los cronlechs, como en el caso del conjunto megalítico de Zahua, en la ladera de la peña de Alba. Lo cual da pie a pensar, que el menhir era una especie de muga, o monolito que avisaba de la presencia de un poblado cercano».