Sahara aventura en Baztan

¿Te imaginas algo igual de puro que el Sahara, pero en verde? Sahara Aventura eligió Baztan para el II Trofeo de Orientación Valle de Baztán. Nuestro paraíso, el que cuidamos entre todos, en el que crece desde hace siglos Jauregia, el Agroturismo de Baztan

En medio de uno de los mejores parajes de los que disfruta nuestro país, se ha celebrado, 10 años después de su primera edición, este II Trofeo de Orientación Valle de Baztán, que a pesar de las inclemencias meteorológicas ha resultado un auténtico éxito.

Enclavado en el Pirineo atlántico, entre los puertos de Belate y Otsondo el Valle de Baztán constituye el municipio más extenso de Navarra y el segundo de España con una superficie de 364 Km. cuadrados.

Es, tras la impresionante Selva de Irati, la mayor y mejor conservada mancha forestal de Navarra, y posiblemente de la península entera. En él, sobresale el pico de Autza (1.306m), montaña a partir del cual está formada la cubeta de Baztán, y en el que nace el río Bidasoa, además de sus colosales dimensiones, destaca por albergar en su vertiente norteña la última huella glaciar de la Cadena Pirenaica hacia el Cantábrico.

Capital administrativa, jurídica, y cultural del Valle de Baztán, la Villa de Elizondo es su centro neurálgico y comercial, aglutinando entre sus ordenadas calles y casas a casi la mitad de su población total, y entre otros el Hotel Saskaitz, centro de reunión y operaciones de este II Trofeo de orientación, en el cual se dieron cita los 18 equipos participantes.

Las verificaciones se realizaron el viernes, si bien algunos equipos las pasaron el sábado por la mañana antes de comenzar la primera jornada de las dos previstas.

El sábado amaneció como los 5 anteriores días, diluviando, por lo que todo el valle se encontraba con sus pistas y caminos literalmente embarrados, y de la dificultad de la jornada baste decir que de los 33 waypoint que había señalizados para este día, el equipo que más hizo logró 16, dándose la circunstancia de que algunos equipos se quedaban a menos de 30 metros de algún waypoint si poder llegar a acceder a él por el barro.

Lo cierto es, que debido a la belleza del terreno y a que en esta ocasión se quiso fomentar el componente turístico de la prueba, y se podían ir más de dos ocupantes por coche, hubo varios equipos que ignoraron los waypoint marcados y dedicaron la jornada a hacer turismo por unos parajes que habitualmente tienen la circulación prohibida. La distribución de los waypoint era de lo más variada, dada la extensión del terreno, y alguno de ellos estaba situado ya en la misma frontera con Francia, en alguno de los antiguos pasos de contrabandistas.

En cualquier caso, y aunque la intensa lluvia no permitió disfrutar con toda la intensidad, el sábado por la noche, todos los participantes tuvieron que pasar por uno de los mejores “waypoint” del día, la cena que la organización tenía preparada en el restaurante Galarza, donde la animada charla, las risas y las anécdotas se sucedieron entre todos los participantes.

El Domingo la lluvia dio un respiro, pero evidentemente el terreno estaba igual o más complicado que la jornada anterior, y prueba de lo que digo es que en esta jornada, la media de los equipos estuvo en conseguir tan solo uno o dos waypoint de los 17 establecidos más el control fotográfico, control fotográfico que Alberto Pascual, el director de la prueba nos aseguraba que no le costó el más mínimo problema señalizar, pero que el domingo de la prueba supuso una media de 3 o 4 horas conseguir para cada uno de los equipos.

Finalmente la victoria fue a manos del equipo bilbaíno Ruizar Track de Susana Palacios y Sergio García, viejos conocidos de las pruebas de orientación que se hicieron con una buena ventaja en la jornada del sábado y a los cuales la segunda posición del domingo les sobró para adjudicarse la victoria.

El final de la etapa y del Trofeo se realizó en el precioso enclave del Infernuko Erreka, en el Restaurante Etxebertzeko Borda, antaño refugio de contrabandistas, y donde se celebró la comida de despedida y entrega de premios y regalos a todos los participantes, que independientemente de su posición en la clasificación final, coincidían en lo espectacular y bella que había resultado la prueba y animaban a Sahara Aventura, la responsable de la organización, a repetirla como mínimo anualmente para disfrute de todos los amantes de la naturaleza y el todo terreno.

Tags: , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

quince − diez =

*